La noche del oráculo

Compré La noche del oráculo de Paul Auster en una librería, casi a ciegas, pues conocía poco del autor y nada de su obra. Llamé a un amigo, el principal culpable de la recomendación, y lo amenacé con cobrarle los ocho mil colones que costaba el libro si no me gustaba.

Sí, qué buena amiga soy.


Nunca le cobré nada. Olvidé mis amenazas después de leer el primer capítulo, en donde el protagonista – un escritor convaleciente llamado Sidney Orr – comienza a escribir en un cuaderno azul su primera historia en meses.

La novela comenzó a complicarse. Conforme el narrador presentaba nuevas historias y nuevos giros, me fui sumergiendo en una novela un tanto surreal, un tanto melodramática y completamente interesante.

Reí poco, y no lloré. Me dejó pensando, eso sí. Supongo que la inversión valió la pena.

Etiquetas:

Puede seguir las respuestas de este tema en RSS .

3 comentarios
  1. lucho

    Que buen amigo. Me pregunto quién será.

    22/08/10 , 1:37 pm

  2. something aquatic

    Siguiente: New York Trilogy
    es buenisimo!

    26/08/10 , 7:02 pm

  3. Amanda

    Ahora la recomendación es una cadena. Quiero. :)

    2/09/10 , 1:40 am